Pau Fernández

Porqué mi hijo jugará finalmente a Brawl Stars

En un artículo reciente comentaba porqué decidimos no dejar jugar a nuestro hijo mayor (de 9 años) al Brawl Stars. Este artículo es una actualización, y os sorprenderá que os diga que finalmente vamos a dejarle jugar.

La razón es que hoy nos ha venido, llorando, explicándonos que desde hace un tiempo los otros niños le hacen bullying porque es el único que no puede jugar al Brawl Stars, y que esto le ha aislado también en otras cosas. Esto lo han corroborado sus amigos, que nos explicaban más detalles al verle tan hundido. Los lectores madres o padres creo que empatizaréis rápidamente con la sensación que se tiene al ver a un hijo llorar desconsoladamente por una razón que le conmueve. De hecho es muy probable que su percepción sea algo exagerada, pero no hay que darle tampoco muchas vueltas, es su percepción. Quizás puedas cuestionar la veracidad de los hechos, pero no puedes cuestionar las emociones.

Así que le dejaremos jugar e intentaremos restaurar su autoestima, y aparcaremos nuestras reticencias para que vea que estamos de su lado. Pero nos queda ese regusto a podrido de ver que son precisamente las actitudes que no queríamos potenciar dentro del juego las que en el mundo real nos han forzado a tomar esta decisión.

comments powered by Disqus